miércoles, 14 de enero de 2015

Yo, doula.

Llevo meses formándome en el ámbito de la maternidad. Estoy conociendo personas encantadoras y estoy viviendo experiencias que me enriquecen como persona. Hasta el momento me he formado como asesora de porteo, educadora de masaje infantil y doula y no creo que pueda parar de formarme porque si queréis que os diga la verdad, esto vicia muchísimo. 

Mi función: 

Me estoy formando porque deseo dedicarme profesionalmente a mi vocación, que es básicamente ayudar y empoderar a las mujeres (y a los hombres) que van a ser mamas para que disfruten de sus maternidades y las vivan como ellos desean verdaderamente. 
El porteo, el masaje y el doulaje son varios de los recursos que tengo para poder acercarme a esos papas y ayudarles a crear un vinculo fuerte y seguro para con sus hijos. Un vinculo que no les haga dudar de sus capacidades como padres ni les haga sentir inseguros ante situaciones adversas o ante criticas difíciles. 

Ahora mismo me considero en practicas y me voy a considerar en practicas hasta que me sienta lo suficientemente preparada como para lanzarme al mundo profesional. Ya estoy acompañando a alguna mama en su trayecto hacia al mundo de la maternidad. Las acompaño desde su embrazo, parto y post parto. Estoy feliz porque he tenido un muy buen recibimiento y parece que con las familias hemos conectado muy bien y tenemos un feeling especial que yo creo que sera de gran ayuda para ambos. 

A algunos les he ayudado a escoger un hospital acorde a sus ideas. Pronto también empezaremos con los planes de parto y durante el parto me dedicaré a fortalecer a esa mama, a darle todo mi soporte y a animarla a confiar y creer en su capacidad para parir. Me cuidaré de fortalecer también a ese papa quizás acongojado por la situación o perdido en esos momentos de incertidumbre para que él también pueda sentirse parte activa del día y pueda sentirse válido para apoyar de algún modo a su pareja.

Les animaré a olvidar el miedo al dolor del parto, y a dejarse llevar por la ola de cada contracción. Les incitaré a ser positivos, a sentir a su bebe desde el interior, a verle nacer, a sentirle nacer. Les ayudaré a crear un ambiente oxitocinico durante el parto y a dejarse drogar por esa hormona repleta de placer y amor.

Y cuando tengan a sus bebes me dedicaré a ayudarles con los primeros cuidados de esa personita recién llegada al mundo. Procuraré ayudarla como pueda a establecer una lactancia incluso llevando conmigo a una asesora si es necesario.
Si quiere usar un porta bebe le enseñaré los distintos modelos que existen en el mercado y sus respectivos beneficios tanto para madre como para bebe. Les daré un pequeño curso sobre masaje infantil si lo desean y sabrán por propia experiencia todo lo que ello les aportara tanto a su bebe como a ellos. 

Lo que nunca haré: 

Pero lo que nunca haré es dar consejos personales, ni imponer mis ideas ni criterios. Tampoco cuestionaré decisiones por muy diferentes que fueran a las mías.
El respeto hacia la nueva familia y sus puntos de vista serán mi principal norma a seguir y me lo pienso estar recordando cada día durante cada una de mis visitas por si en algún momento se escapa un mal intencionado consejo desafortunado. Me haré un cartel bien bonito para pegar en mi carpeta de acompañamientos maternales y que siempre esté bien presente en mi humilde ser.. Mi labor se ceñirá en proveer información y a partir de ahí cada cual tomará sus propias decisiones. 

Os preguntareis, ¿vale realmente la pena una doula?

Eso es algo que cada uno tiene que valorar por su propia cuenta, esta claro.
La palabra doula proviene del vocabulo griego que significa sirviente o esclava. Y para mi tiene mucho sentido, pues me dedicaré a servir a las mamas, para lo que ellas necesiten, ya sea apoyo emocional, logístico o físico. 
Según el libro "mimando a la madre, como una doula puede ayudarte a tener un nacimiento mas corto, fácil y sano" una doula puede proporcionar varios beneficios: 
  • 50% reducción en cesáreas
  • 25% nacimiento más corto
  • 60% de reducción de peticiones de epidural
  • 40% menos uso de oxitocina sintética
  • 30% menos uso de analgésicos
  • 40% menos uso de fórceps
  • Mejora el vínculo padres-bebé
  • Mayor porcentaje de lactancias exitosas
  • Menor incidencia de depresión posparto
Un estudio de la universidad de case western reserve en cleveland, ademas, mostró que mientras el 63% de las mujeres que no tuvieron el apoyo de una doula necesitaron de una cesárea tras la inducción del parto, solo un 20% de aquellas que tuvieron a una doula con ellas la requirieron.

Cuando digo que la mejor epidural es un buen acompañamiento no es broma. ;)

Seguiré hablando sobre la figura de la doula y sobre mis formaciones.

Podéis leer mas sobre qué es una doula en crianza natural.


Por el momento recuerdo que soy doula en practicas. Que podéis contactar conmigo si lo deseáis para que os acompañe y que lo único que pido a cambio es una valoración sobre mi función. 

Solo tenéis que contactar conmigo

(Atiendo por las zonas del gironés, la selva, Maresme, vallés occidental, vallés oriental.)





2 comentarios:

  1. Desiré!! Estás logrando tu sueño y vas a poder ayudar a muchas mamás. Me alegro mucho por ti!!! Besos.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta! Y me alegro tanto !! Lo estas consiguiendo y lo CONSEGUIRÁS del todo. Un besado.

    ResponderEliminar

¡Me gustaría saber tu opinión!