miércoles, 28 de enero de 2015

La lactancia y el sueño del bebe

Es evidente que la lactancia es uno de los pilares claves en la rutina diaria de nuestros chiquitines y por lo tanto tiene especial relación con el sueño de éstos.

En estas próximas entradas me gustaría hablaros sobre el destete nocturno (parcial o completo) respetuoso.

Pero antes de empezar con métodos y trucos me gustaría analizar un poco con vosotras lo que supone la lactancia nocturna tanto para el bebe como para la madre.

Mi fuente de información ha sido: el debate científico sobre la realidad del sueño infantil que os recomiendo leer sin duda. Aquí un pequeño resumen:


LA LACTANCIA DURANTE LA NOCHE:

En varios estudios ha sido demostrado que los bebes de pecho se suelen despertar más veces para mamar que los bebes de biberón.
También esta comprobado que los bebes que duermen con su madre despiertan más a menudo para mamar que las que duermen en solitario, aunque dichos despertares no son sinónimo de mal sueño o sueño no saludable, más bien todo lo contrario.
Pero a la misma vez se ha observado que las madres que amamantan duermen más horas y de mejor calidad que las mamas que dan bibi y más si estas primeras practican el colecho (comparten cama).
La propia naturaleza ya se encarga de que la madre pueda reponer fuerzas.

Esto es debido a las hormonas que segregamos al amamantar, como la oxitocina y la prolactina, que tienen la capacidad de relajar a la madre de tal forma que incita y favorece el sueño de ésta.

Además, esta comprobado que el amamantamiento nocturno es altamente importante a la hora de establecer y mantener una lactancia exitosa. Debemos tener en cuenta que la estimulación nocturna del pecho ayuda a producir los niveles de leche adecuada para su bebe puesto que son esas las tomas que producen un mayor incremento de prolactina (hormona de relajación, pero también la responsable de la producción correcta de leche).

Podemos llegar a la conclusión de que la naturaleza tiene un plan para la maternidad y las crías que vienen al mundo, lo que ha cambiado es la sociedad en la que vivimos y en la que intentamos integrarnos de la mejor forma posible intentando conciliar la vida cotidiana con la maternidad consciente. Encontrar nuestro propio equilibrio es tarea ardua.


¿CUANDO DESTETAR?

Teniendo en cuenta todo lo citado hasta el momento es recomendable no pensar en destete nocturno hasta como mínimo los 6 meses de edad, sobre todo si lo que queremos es una lactancia prolongada y mantener esos 6 meses de amamantamiento exclusivo.


¿PORQUE DESTETAR?

Vivimos en una sociedad donde el trabajo, el reloj y las prisas forman parte del día a día y muchas veces hacer compatible la maternidad y la vida cotidiana, como decíamos, puede resultar muy agotador si las noches tienen por costumbre ser un infierno. Si la situación se nos os hace insostenible y nos esta afectando el ánimo y el carácter estamos en nuestro derecho a hacer cambios en el caso de que sea eso lo que queremos.

También pudiera ser que sufriéramos el llamado episodio de agitación por amamantamiento y os vierais con la necesidad de abandonar una lactancia o, como mínimo, reducirla. Podéis leer más aquí. Pilar Martinez nos cuenta en su blog (maternidad continuum) lo que supone este trance para una madre que da el pecho.

O puede que sencillamente ya no deseéis dar el pecho más por la noche. Porque sí y punto.

Las razones solo las tenéis que saber vosotros.

Decidir destetar durante la noche es algo muy personal. Cada familia tiene sus propios motivos y quien decide abandonar la lactancia materna, sea por la razón que sea, no debe sentirse mal ni debe ser juzgada por nadie.

La necesidad de destetar por la noche viene reñida a nuestro cansancio arrastrado durante meses.

Nuestro bebe no tiene ninguna necesidad de ser destetado, probablemente duerme de maravilla haciendo sus 20 chupetones nocturnos a diario. Los que tenemos un problema somos nosotros, que nos cuesta dormir decentemente y estamos llegando a un límite emocional y físico importante. La falta de sueño provoca mucho estrés, mucho desánimo y mucha irritabilidad. Querer mejorar las noches es muy humano y no tiene que ser un suplicio para nuestro bebe si lo hacemos de la manera correcta.

Pero debemos saber que en muchos casos (no todos) evitar sentir la necesidad de destetar por la noche a largo plazo se puede lograr con unas simples pautas que podemos poner en práctica desde bien chiquititos y que pueden prevenir los suficientes despertares como para llegar a dormir de una forma más o menos aceptable incluso pasados muchos meses. Tan aceptable que podamos llegar a no pensar en destetes nocturnos nunca.

LA RELACIÓN PECHO-SUEÑO

Los bebes aprenden a base de relacionar conceptos. Ven una cuchara y saben que van a comer, escuchan la melodía de antes del sueño y saben que tienen que dormir.
Si les dormimos siempre siempre siempre al pecho de forma rutinaria acabarán relacionando el pecho con el dormir y necesitarán mamar cada vez que pasen de una fase a la otra del sueño porque es así como han aprendido que deben dormirse.
Para el bebe no es malo, de hecho, el pecho induce al sueño, les relaja y realmente nos ayuda a la hora de calmarles y ayudarles a dormir.. Pero puede resultar realmente agotador para la madre si durante meses esta relación permanece en el tiempo, puesto que los despertares casi con total seguridad incrementarán en vez de reducirse.

Tampoco es necesario prescindir totalmente de esta preciada herramienta que la naturaleza a puesto sabiamente a nuestro alcance. Además estas relaciones no las aprenden de la noche a la mañana y tampoco lo aprenden porque un día lo hagamos, no es necesario ser extremistas.

Nuestro bebe recién nacido se relajará mientras mama y se adormecerá en nuestro pecho y para nosotras será un gran aliado y un alivio saber que es tan fácil calmar a nuestro bebe.


EVITAR LA RELACIÓN PECHO-SUEÑO

Evitar este hábito a la hora de dormir a un bebe no es tan complicado, nuestro bebe no tiene porque sufrir y tampoco tenemos que obsesionarnos. Estamos estableciendo una base, no tiene que salir bien a la primera ni siempre, y tampoco dormiremos del tirón desde el primer día solo porque lo pongamos en práctica. Nuestro bebe necesitarà comer y necesitara de nuestro pecho mucho tiempo. Es una base para ver resultados a largo plazo y prevenir infinitos despertares a la larga.
Además es importante ser cautelosos y no obsesionarnos demasiado, no hay que ser exigentes ni forzar algo a una edad demasiado temprana. Evitar que un recién nacido se duerma en el pecho puede resultar una misión imposible y una tarea frustrante para nosotros. Los bebes recién nacidos se suelen dormir al pecho o al biberón con mucha frecuencia. Esto es normal porque cuando son muy pequeños duermen mucho y comen poco pero seguido.

La decisión: 

Evitar esta relación (pecho-sueño) es algo que también debemos valorar nosotros como padres, debemos tomar nuestras propias decisiones según lo que sabemos.

¿cuando empezar? 

Con dos mesecitos más o menos (dato personal) yo creo que ya podemos empezar a poner en practica el truquito. Probablemente ya no nos duelen los pezones, el bebe ya se engancha fácilmente al pezón y nosotras ya producimos leche adecuadamente a la edad del pequeño. Nuestro bebe ya pasa más ratos despierto. Ya hemos pasado lo más complicado (por decirlo así) y podemos dedicarnos a más cositas. Tenemos la mente más despejada y estamos más seguras de nosotras mismas. No debemos pedirnos demasiado. Por eso creo que es mejor darnos un tiempo y habituarnos primero a la nueva vida. Si creemos que podemos empezar antes pues adelante.

¿como?

Quizás nuestro bebe ha hecho una buena toma hace 10 minutos pero poco después reclama el pecho de nuevo, esta vez por una razón distinta: Tiene sueño.

Intentaremos siempre estar bien seguros de lo que el bebe demanda. Si es hambre le daremos pecho y que tome su buena toma. Es importante observar a nuestro bebe e intentar captar sus señales para atender correctamente sus necesidades reales.

Intentaremos no solucionarlo todo del mismo modo. Si tiene sueño le ponemos a dormir, si tiene hambre le ponemos al pecho, si esta sobre-excitado lo apartamos del escenario, si tiene el pañal sucio se lo cambiamos etc...

Si tiene sueño le haremos el ritual  antes del sueño que habéis establecido (bajamos luces, cantamos o ponemos música, le decimos que va a dormir la siesta... por ejemplo), y si vuestro pequeño necesita del pecho para relajarse se lo ofreceréis, pero cuando veáis que el pequeño se relaja, su respiración se ralentiza o empieza a abrir y cerrar los ojos le retirareis el pecho y lo sustituiréis por unas palmaditas, un ssshhh, una caricia (lo que creáis que funciona con vuestro peque) y le dejareis en la cama casi dormido. Si protesta intentareis calmarle primero desde la cuna o la cama familiar y si no es posible le volveréis a dar pecho )si es con eso con lo que creéis que se calmará) y luego repetiréis el proceso.

No os desaniméis si no sale a la primera, repito. Es a base de repetir las cosas que vuestro bebe aprenderá. La clave esta en la constancia, en seguir intentando. Habrá un día que funcione y otro no. No pasa nada, es normal. Solo hay que seguir probando.

Poco a poco, a medida que va creciendo podremos pedirle un pelín más de independencia a la hora de conciliar el sueño. Podremos dejarle cada vez un pelín más despierto en la cuna.

Conclusión:

Con esta pequeña técnica es posible que no sintamos la necesidad de destetar por la noche pasados los meses porque posiblemente sea mucho más llevadero. No son lo mismo 4 o 5 despertares que 20 por tetadas continuas.

2 comentarios:

  1. Buenas noxes.
    Me gustaría un poco de ayuda.
    Tengo una niña de 5 años y un bebé (otra niña)q dentro de una semana hace 7 meses, y Le doy únicamente pecho, ahora hemos empezado con la alimentación complementaria, en plan juego para q conozca sabores nuevos y siempre después de q haya mamado. Quiero seguir con la lactancia por lo menos hasta q tenga un año, pero dentro de mes y medio me incorporo al trabajo tras una excedencia de tres meses q junte a la baja, y de ahí q te pida ayuda. Quiero destetar únicamente por la noche, pero tampoco sé si llamarlo así, yo lo q quiero es q
    mi hija duerma más por la noche y con ello también dormir yo, se despierta varias veces en la noche y lo único q la calma y hace q se duerma de nuevo es el pecho. Quiero aclarar q Ella nunca se duerme mamando, mama y cuando ya no quiere más se separa pero no se duerme, yo la acuesto en su cuna despierta y ella sola se duerme, pero aún así, se despierta cada tres horas y sólo la calma mamar, el motivo De destetarla por la noche es para q no sea únicamente yo, la q pueda calmarla y dirmirla, si no q mi marido o cualquier persona q un día tenga q quedarse con ella pueda hacerlo, y porque básicamente me gustaría reducir el número de despertares.
    Me informaron del "plan padre" pero mi hija llora mucho con mi marido y yo sufro de escucharla, aparte mi marido tiene muuy poca paciencia.
    He leído en Internet el método de trazy hogg, aunque no me he leído el libro, pero con la información q he sacado de un foro y de otro, más o menos he sacado mi propio método, pero llevo 5 días, y no me está funcionando. Te cuento lo q hago, la baño más o menos siempre a la misma hora, la doy una papilla de cereales con cuchara (esto es lo único q le doy antes q el pecho, porque si lo hiciera al revés apenas tomaría cereales y mi intención es q se llene bastante para evitar q pida antes de tiempo) después mama de los dos pechos y después la acuesto despierta y la pongo el chupete, sobre las nueve y media de la noche, ella sola se duerme, a la media hora suele despertarse, pero la pongo el chupete y vuelve a dormirse rápido, y ya no se despierta hasta la una, es entonces cuando la cojo en brazos la canto una canción y sin q se duerma del todo la acuesto de nuevo, a los cinco minutos llora de nuevo, la cojo otra vez y lo mismo, poco a poco va tardando menos en despertar hasta q ya no lo hace y finalmente se duerme, pero a las dos horas cómo mucho se vuelve a despertar, tres y media, y tengo q hacer lo mismo, luego no llega a la hora y media vuelve a despertar, sobre las cinco, y yo ahí la doy pecho, y se duerme cómo un tronco hasta las ocho.
    Porque la doy pecho en esa toma de las cinco? Pues porque creo q no puedo pasar radicalmente de q mame tres o cuatro veces en la noche, a q no mame nada, por eso de momento la mantengo una toma, y porque si consigo q desde q la acuesto a las nueve y media, no se despierte hasta las cuatro o las cinco, me parecería fantástico y no me importaría q mamara esa única vez, así no sería un destete nocturno completo.
    No se si me he explicado bien, pero mi pregunta es, primero, si estoy haciendolo bien,cy segundo, porque no noto ningún avance? Sigue despertandose igual cada noche, no duerme más, y además, ella no tiene la relación pecho-sueño, porque se duerme en su cuna no mamando, sin embargo se despierta igualmente y quiere mamar.
    Bueno, menudo rollo he contado, espero q puedas aconsejarme.
    Muchas gracias de antemano. Un saludo

    ResponderEliminar
  2. En mi caso es cierto que mi hijo siempre se ha dormido al pecho y por lo tanto lo relaciona.
    No es capaz de dormirse con nadie mas, ni cuando se acuesta ni en los despertares a lo largo de la noche. 2 veces durante 5 minutos lo he intentado y no repito, lo pasa fatal aun estando en brazos de su padre.
    No me planeto el destete a no ser que el quiera, tiene 19 meses. La verdad es que me ha sorprendido 2 noches en que lo he tumbado en mi cama como siempre y en lugar de coger la teta que es lo que hace todas las noches, se ha abrazado a mi y ha tardado 5 minutos en dormirse.
    Eso si, cuando se ha despertado a media noche y le he pasado a mi cama (colechamos) ha querido teta si o si.
    Imagino que son etapas. Yo ya he asumido que no voy a dormir en condiciones hasta que el esté preparado para dormir del tirón, con teta o sin ella.
    Lo he pasado fatal los primeros meses, pero muy mal de verdad, por el sueño y el cansacio.
    Una vez que descubrí el colecho, duermo de maravilla. Hay noches que no se ni cuando metí al niño en mi cama.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

¡Me gustaría saber tu opinión!