miércoles, 3 de diciembre de 2014

Hoy un año, mi pequeña.

¡Hoy la pequeñita de esta casa ha cumplido un año!

Un año ya que ha pasado extremadamente rápido. Casi sin darme ni cuenta mi recién nacida ya no es tan "recién" y ahora ya casi camina, ya come de todo y ya se enfada cuando le niego algo que quiere.....

Hoy quiero dedicar un espacio de este blog a este primer año lleno de emociones y aprendizajes.

Esta segunda maternidad ha sido como un soplo de aire fresco para mi. Ha revuelto muchas cosas y me ha llevado a aprender y a vivir e incluso a rectificar muchas otras. Estoy muy agradecida a la vida por darme una segunda oportunidad como madre y a poder enmendar mis errores con mi princesa mayor.

Aun recuerdo como ese positivo salió en el test de embarazo. Solo llebabamos un mes intentándolo. No tenia ninguna prisa por quedarme embarazada, no pensaba en ello casi en absoluto porque sabia por experiencia que la espera podía ser larga y cuando llegó ese retraso no era capaz de creerlo... Me hice el test un día por la tarde aun sabiendo que la primera orina de la mañana era la mas eficaz. La segunda rallita tardó bastante en aparecer y apareció de forma muy lenta y gradual. No paraba de mirarme el cacharrillo pensando: "¿Es una ralla o mis ojos me están fallando?". Poco a poco fue cada vez mas evidente y supe que sí, estaba embarazada. Me sobrevino un sentimiento de emoción y miedo al mismo tiempo. Mi primera maternidad fué durilla y aunque deseaba ser madre de nuevo me dió un pequeño bajón "miedica" en ese instante.



Poco después de mis primeras pruebas rutinarias y de ya decírselo a todo el mundo empecé con una investigación mucho mas exhaustiva de lo que quería para mi parto. Tocaba elegir donde parir. Al principio me decanté por el hospital de Santa Caterina de Salt (girona) que tenia muy buena fama para partos respetados.
Pero la idea del parto en casa fué creciendo en mi mente y en mi corazón por momentos. Cuánto mas sabia sobre el parto mas convencida estaba de que yo deseaba parir en casa. De hecho, llegó un momento en que sentí miedo del parto hospitalario. Puede parecer exagerado y probablemente así sea, pero ese fue el sentimiento que había nacido en mi. Me daba miedo tener que discutir con el personal sanitario en el momento que tenia que ser el mas maravilloso de mi vida, no me imaginaba con vías (y eso es imposible estando en un hospital) y no deseaba tactos (a no ser que los pidiera) y eso tampoco era posible en un hospital.
Me costó muchísimo convencer a mi marido, ya no solo por el miedo que tenia él a un parto en casa sino también por el tema económico. Así que me puse a vender todo lo que podía para sacar algún centimillo de más y con eso y cuatro documentales y artículos acabé de convencerle.

El parto ya lo conoceís, y sino podéis leerlo aquí. Fué un parto maravilloso que aun recuerdo con mucha claridad y que desearía poder revivir cada año...
Paula conoció a su hermana nada mas salir del cole. Yo estaba recién parida. Fue un momento mágico. Ella siempre dice que los bebes nacen en casa y en la piscina. Jeje. Yo siempre le digo que en la piscina no suelen nacer pero en su cabeza esta la piscina de partos y lo vive como algo totalmente normal y me siento orgullosa de ello, ojalá ella pueda vivir su primer parto como vive el de su hermana, como algo fisiológicamente normal y natural, como algo para lo cual estamos profundamente preparadas como mujeres.

Júlia se enganchó al pecho pocos minutos después de nacer. Se enganchó espontáneamente trepando por mi pecho. De mi lactancia es de lo que mas me arrepiento ahora mismo... Una lactancia que duró muy muy poco y que ahora muchas veces anhelo... En ese momento parecía la decisión mas consensuada que había tomado pero pasados meses después supe que me había precipitado y que mis miedos habían logrado vencer esa batalla. No me culpo y no me voy a machacar con ello, pero debo admitirlo para poder asumirlo... y que mejor que en este espacio, ¡donde me siento yo misma!



La verdad es que Júlia me lo ha puesto todo siempre muy fácil. Ha sido una niña muy risueña, ha llorado muy poco, y es muy fácil descifrar sus necesidades porque es bastante expresiva y lleva una rutina fácil de seguir. No es difícil amoldarse a ella.

Ha dormido siempre muy bien. Al principio la adormecía en bracitos y la dejaba casi casi dormidita en su cuna y me quedaba cerca de ella para seguir ayudándola a conciliar el sueño desde la cuna. Si lloraba al dejarla la volvía a coger y la volvía a adormecer. Los bibis nocturnos los dejó pronto y sus despertares rondan los 0 a 2 dependiendo del día. Os contaré sobre ello en algunas entradas (ya que este blog se dirige sobre todo al sueño del bebe).

Es una niña muy cariñosa y muy simpática. Para algunos es una niña "enmadrada". Siempre esta encima mio colgada como un monillo o como mucho abriéndome los armarios de la cocina y sacándomelo todo de dentro.
Tiene mucho genio. Hay días en que tengo que quitarle de las manos algo o tengo que cogerla porque quiere subir las escaleras y se cabrea conmigo con un pequeño chillido de mala leche. Jeje.

Le encanta jugar con su hermana, y su hermana es muy cariñosa y cuidadosa con ella. Me enamoro cuando las veo juntas aunque sea cuando Paula esta jugando y Júlia le quita las cosas... Aiiixxx...
A Paula no le he notado celos importantes, un poco de pelusilla como mucho, pero a Júlia... ¡Júlia es una celosilla pequeña!
Si me ve coger a Paula viene corriendo y se sube encima mio como puede para que la coja a ella también.

Le encanta comer. En esta casa hemos optado por el BLW (baby led weaning) para la introducción de los alimentos y de verdad os lo digo: esta siendo una muy buena experiencia que le recomiendo a todo el mundo. Ella disfruta comiendo y yo mas de verla a ella.





Ha sido un primer año muy intenso e inolvidable y las cosas buenas tienen que quedar en constancia y aquí sé que mis recuerdos están a salvo.

9 comentarios:

  1. Muchas felicidades a Júlia y a ti también super mami! Me encanta leerte y ver como la maternidad nos transforma a muchas! Nos guia y nos enseña cosas cada dia! Un besazo guapa! ��

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapisima. Cuanta razon tienes, parimos hijos y volvemos anacer nosotras tambien.. Jejeje

      Eliminar
  2. Felicidades,cada maternidad es diferente.
    Yo tb creo que pitufiña se cela mas que peluchin, quitando la pelusilla lógica :).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Guapisima, ya mismo te cumple un añito tambien no? Estos peuqeños celosillos rompen todos los moldes. Jeje. Esperaba celos de la mayor xo de la pequeña?? ... Jjejeje

      Eliminar
  3. Que xulo lo que has escrito desi, que rapido ha pasado este año aun me acuerdo cuando llege a tu casa y os vi en la cama tan tranquilitas y Julia tan bonita. Un besito muy fuerte a las 3campeonas!!os quiero!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa. Sé quien eres. Jeje.
      Espero q lo vivas tu igual o mejor. Un besazoo

      Eliminar
  4. Ser mamá es una aventura maravillosa. Lo que aprendemos por el camino!!! Me alegro que tú lo hayas vivido tan intensamente. Muchas felicidades a la pequeña princesa!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias dácil. Estoy contenta la verdad. Jeje.

      Eliminar
  5. Enhorabuena x todo este año y felicidades para la peque!! Que pronto se nos hacen grandes eh? Aisss
    Esta preciosa!! Y su hermana tb. Un beso para las tres.

    ResponderEliminar

¡Me gustaría saber tu opinión!